10 cosas que no debes decir en el trabajo

Te has puesto a pensar cómo perjudica tu vida laboral lo que hablas en la oficina? Bien dicen que el pez por su boca muere; y en el trabajo, no hay dicho mejor aplicado.

Es cierto que un profesionista es valorado por sus capacidades, su instinto de desarrollo, liderazgo y otros atributos con los que deben contar. Pero eso no es todo, en el ambiente laboral, lo que dices, puede ser usado en tu contra.

Expertos aseguran que entre las causas más comunes para generar un mal ambiente laboral están las siguientes:

• Crisis de identidad derivada por distintos factores como cambios en la dirección de la empresa o fusión con otra compañía. Esto perjudica a nivel gerencial y de nómina.

• Ausencia de un autentico líder. Es uno de los males más comunes, cuando no existe un guía, el ambiente laboral se convierte en una dinámica imperativo, yo te digo qué hay que hacer y tú lo haces.

• Falta de identificación con la empresa por parte de los equipos de trabajo.

• Falta de objetivos definidos en las organizaciones.

Esto deja, por consecuencia, un mal sabor de boca para los profesionistas o colaboradores. Es entonces cuando se da pie a habladurías y mala actitud en la oficina.

Ante la importancia de cuidar lo que dices, pues en las oficinas siempre hay alguien que escucha, algunos especialistas aseguran que estas frases nunca debes decirlas ni en horario de trabajo ni con compañeros, pues no sólo podrían perjudicar tu reputación, sino podrían ser el pretexto perfecto para despedirte.

1. No tengo tiempo para hacerlo

Todos sabemos que el trabajo y la vida personal demandan tiempo, espacio y esfuerzo, sin embargo, también debes cuidar tus perspectivas hacia un futuro, no te indicamos que es bueno decir a todo que se puede, existirán factores que no podrás realizar y, en esos casos, lo mejor es decir la verdad. Lo que debes evitar es ser negativo y trata de ser accesible, si tienes tiempo y puedes hacerlo ¡hazlo!

2. Me estresa trabajar aquí

Esto aplica en el trabajo y en cualquier red social, evita ser negativo en tu trabajo, si esta actitud domina tu rutina, quiere decir que debes actuar al respecto, evita generar negatividad con tus compañeros y jefes.

3. Ese no es mi trabajo

No limites tu carrera profesional, crecer también involucra comenzar a realizar tareas que antes no hacías y demostrar que sí puedes hacerlas.

4. ¿Por qué yo?

No estás hablando con tus padres, este tipo de frases sólo denotan una actitud infantil y poco profesionalismo. Evita, a toda costa, decirlas.

5. No le digas a nadie, pero…

Crear un ambiente de chismes y habladurías no sólo perjudica tu reputación sino crea un ambiente tenso en la oficina. Si no tienes nada bueno que decir, mejor no hables.

6. Tengo años trabajando y no he tenido un aumento

¿Lo has solicitado? ¿Has hecho lo necesario por obtenerlo? Antes de hablar hay que ver tus acciones, no quiere decir que no lo merezcas o que pedirlo y que no te lo otorguen esté bien, sin embargo, eso no te ayudará a conseguirlo, si crees que tu trabajo no está valorado, toma en cuenta otras opciones.

7. ¿De qué religión eres?

Muchos aseguran que en la familia y en el trabajo ni de religión ni de política. Puede ser un tema que toques con las personas de tu confianza, sin embargo, hablar de preferencias religiosas, políticas o sexuales puede ocasionar problemas de identidad o convivencia.

8. Eso no puede hacerse o es muy complicado

En una empresa estás para brindar soluciones y recuerda, siempre las hay. Demuestra que eres todo un profesionista.

9. No sé qué pudo salir mal, siempre lo hemos hecho así

Mal, evita decir esta frase, sólo demuestra lo poco creativo e innovador que eres. Recuerda que siempre hay nuevas formas para hacer las cosas, investiga, indaga y ejecuta.

10. Podría ser que…

Expertos aseguran que estas frases pueden demostrar inseguridad, si estás seguro evita decir que no lo estás. Esta es una mejor solución, En lo personal esto es mejor opción.

Fuente: altonivel