Comer arepas será más costoso: El kilo de harina de maíz subirá a Bs 7,41

En los próximos días saldrá en Gaceta Oficial el nuevo precio de la harina de maíz precocida, que pasará de 5,93 bolívares el kilo a 7,41 bolívares, lo que significa un incremento de 24,9%, anunciaron funcionarios del Ministerio de Alimentación a los procesadores del producto.

La arepa seguirá en la mesa venezolana: 800.000 toneladas de maíz para siete meses

El Gobierno tiene previsto aplicar alzas escalonadas hasta llevar el precio a 10,17 bolívares el kilo en enero de 2014, reseña El Nacional.

La medida forma parte del paquete de aumentos de precios de los productos regulados que hará el Gobierno en el segundo semestre y que también incluye reconocer 25% de incremento para las pastas de trigo, el pan, y revisar la comercialización de aceites de maíz y girasol, que podrían salir del control.

En el caso de las pastas, el Ejecutivo fijará el precio en 5,41 bolívares el kilo y modificará la cuota de producción para permitir que las empresas procesen 50% de pastas controladas y 50% de producto premium, y otras variedades que se pueden vender a precio de mercado. Actualmente están obligadas a sacar 70% de pastas reguladas.

Avepasta y Asotrigo solicitaban que el precio de las pastas subiera más de 177% para quedar en 12 bolívares el kilo y un documento de la Vicepresidente Ejecutiva de la República proponía aumentar el producto a 6,08 bolívares en julio; a 7,83 en septiembre y a 9,57 bolívares en noviembre, para que en febrero de 2014 alcanzara 11,32.

El kilo de pan de trigo, que se vende desde hace más de 29 meses en 5,52 bolívares, aumentará en una primera fase a 6,90 bolívares, fue aprobado el viernes. La propuesta de Fevipan era que se situara en 25 bolívares, pero el Ejecutivo plantea alzas escalonadas hasta llegar a 9,27 bolívares en enero de 2014.

Agricultores sin precio

Pese al incremento en el precio de la harina de maíz, al consumidor, la materia prima agrícola no subirá de precio, se supo extraoficialmente. “Es una política del Gobierno subsidiar el maíz y dar una compensación económica a los agricultores para que el precio final de la harina no suba más de 25%”, dijo una fuente del despacho de Agricultura y Tierras.

Fedeagro presentó una estructura de costos al Gobierno en la que solicitaba aumentar el precio del maíz blanco a 4,40 bolívares, lo que significa un alza de 100% con respecto a los 2,20 bolívares fijados desde agosto del año pasado. Los agricultores esperan que el Ejecutivo desista de la idea de aprobar el subsidio y haga efectivo el incremento del precio del cereal, al igual que del arroz y el sorgo.

Banca y Negocios