El Oro vuelve a brillar

Después de una fuerte caída de los precios, los activos relacionados con el metal mostraron el mayor ingreso bimensual de capital de los últimos dos años.

El interés podría deberse en parte a una recuperación del precio del oro, pero también a que para poder ahorrar las mineras han tenido que reducir proyectos y congelar otros, tras años de intentar incrementar volumen a toda costa.

Después de todo, la recuperación de los precios del metal precioso no ha ayudado a los fondos respaldados en oro que cotizan en bolsa (ETF, por la sigla en inglés) que siguen viendo salidas de capital.

Los ETF han sido excepcionalmente exitosos desde que aparecieron en el 2003, respondiendo a las necesidades de sofisticados inversionistas que buscaban herramientas para tomar ventaja de los elevados precios del oro. Los fondos absorbieron 2.691 toneladas del metal en los 10 años siguientes, mientras el lingote se beneficiaba de políticas monetarias de fuerte alivio en todo el mundo.

Sin embargo, los inversores comenzaron a salir de los ETF cuando los 12 años de tendencia positiva en la trayectoria de los precios del oro llegaron a un final abrupto en abril.

El oro al contado cayó US$200 la onza, o un 13%, en dos días, su retroceso más fuerte en 30 años, después que la Reserva Federal estadounidense anunciara su plan para reducir su estímulo monetario.

Las salidas alcanzaron llegaron las 660 toneladas este año, o casi US$28.000 millones en los precios actuales del oro.

Julio y agosto vieron un freno al retroceso, aunque las salidas netas de los ETF respaldados en metales preciosos seguían en alrededor de US$2.000 millones, el equivalente al 2,7% del total de activos, según estimaciones de Lipper.

Sin contar el platino y otros ETF fuera del oro, las salidas fueron aún mayores, en US$2.300 millones o un 3,7% de los activos actuales.

Mientras tanto, los flujos netos combinados en fondos de acciones de oro y metales preciosos en esos dos meses llegaron a US$275 millones, la salida más grande desde el verano boreal del 2011.

“Ha sido algo común que la gente haya estado buscando obtener exposición al oro a través de las mineras en sí después del desplome de los precios en abril”, dijo Adam Laird, administrador de inversión de Hargreaves Lansdown.

“Muchos inversores sienten que las razones por las que tomaron las decisiones de comprar oro en primer lugar no han cambiado,” dijo Laird.

Agosto mostró el quinto mes seguido de mejoras en los flujos netos desde la mayor salida de US$1.140 millones en abril, y sólo uno de los 10 principales fondos en oro y metales preciosos en base a activos mostró flujos salientes netos durante el período de dos meses, según Lipper.

 Banca y Negocios