Ella pensó que era una escultura, y de repente…