La actividad económica se retrae 0,33% en Brasil

La economía brasileña se retrajo un 0,33 % en julio en comparación con junio según el Índice de Actividad Económica, informó EFE.

La economía brasileña se retrajo un 0,33 % en julio en comparación con junio según el Índice de Actividad Económica (IBC-Br), un indicador medido mensualmente por el Banco Central y que se considera una previa de la tendencia del Producto Interior Bruto (PIB).

El resultado publicado hoy por el organismo emisor fue mejor que el previsto por los economistas, que temían para julio una retracción del 0,6 por ciento.

El retroceso se produjo luego de que la economía brasileña creciera un 1,13 % en junio y de que cayera un 1,48 % en mayo.

Pese a la retracción en la comparación con junio, la actividad económica brasileña creció un 3,38 % en julio en la comparación con el mismo mes del año pasado, aunque este porcentaje no tiene en cuenta ajustes estacionales.

De la misma forma, el IBC-Br registró un crecimiento del 2,97 % en los siete primeros meses del año frente al mismo período de 2012 y del 2,11 % en los últimos doce meses hasta julio en comparación con el período entre agosto de 2011 y julio de 2012.

El IBC-Br evalúa la evolución de la actividad económica a partir de indicadores mensuales de sectores como industria, comercio, servicios y agropecuaria.

Los economistas esperaban una retracción del índice en julio tras el buen tono de la economía brasileña en el primer semestre debido a que el Gobierno ya había divulgado que la producción de la industria había caído un 2,0 % frente a junio.

Según los datos divulgados por el Gobierno el mes pasado, el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil creció un 1,5 % en el segundo trimestre en comparación con el primero, su mayor expansión entre un trimestre y el anterior en tres años y muy por encima de todas las expectativas.

Ese resultado llevó al ministro de Hacienda, Guido Mantega, a afirma que la economía brasileña ya había salido “del fondo del pozo” y a prever que el país terminará 2013 con un crecimiento del 2,5 % y que la expansión llegará al 4,0 % en 2014.

Los economistas de los bancos, por su parte, prevén para este año un crecimiento del 2,35 %, según una encuesta divulgada esta semana por el Banco Central.

Esas tasas proyectan una trayectoria de recuperación debido a que, tras una robusta expansión del 7,5 % en 2010, el crecimiento de la economía brasileña fue del 2,7 % en 2011 y de sólo el 0,9 % el año pasado.

EFE