Los ingresos financieros del BIV contabilizan una caída del -546,5% en los últimos doce meses al mes de julio