Peña Nieto anuncia inversiones públicas para estimular la economía

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó hoy un programa para acelerar el crecimiento económico en el último tramo de 2013.

Peña Nieto pospone la presentación de una iniciativa de reforma financiera

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, presentó hoy un programa para acelerar el crecimiento económico en el último tramo de 2013, que prevé inversiones en obra pública por 27.000 millones de pesos (2.064 millones de dólares).

Tras la ralentización económica de los últimos meses, que responde a causas externas e internas, “estamos ante la necesidad de imprimirle aceleración al gasto público”, dijo el mandatario en un acto celebrado en la residencia presidencial de Los Pinos.

Ante los gobernadores del país el mandatario destacó que los 27.000 millones de pesos, que no estaban previstos inicialmente, serán invertidos desde ahora y hasta diciembre próximo en tres programas para que tengan “un impacto muy positivo” en el desempeño económico.

Uno de los planes canalizará 13.000 millones de pesos (unos 994 millones de dólares) para el fortalecimiento del crecimiento regional a través de obras ejecutadas por los gobiernos de los estados en áreas como la pavimentación y el equipamiento a hospitales.

Otro de los programas, con igual monto de inversión, busca reactivar el sector de la vivienda a través un apoyo a la financiación, y el tercer paquete, de 1.000 millones de pesos (76 millones de dólares), tiene como fin impulsar el crédito a través de la banca de desarrollo.

Peña Nieto pidió al ministro de Hacienda, Luis Videgaray, otorgar todas las facilidades a los gobernadores “para la pronta y rápida ejecución de los recursos”.

Por su parte, Videgaray dijo que México forma parte de un “concierto internacional en el cual la prioridad debe ser tomar medidas para impulsar el crecimiento económico” como el programa anunciado hoy.

El objetivo es utilizar la fortaleza de las finanzas públicas de México, cuya deuda al cierre de 2012 representaba apenas el 35,5 % del PIB, para “darle un impulso decidido y contundente al crecimiento económico”, afirmó el titular de Hacienda.

Ese nivel de endeudamiento público, “considerablemente menor” al de otros países, nos “da el espacio para poder aplicar medidas de reacción inmediata a través de un déficit fiscal moderado, manejable y, sobre todo, transitorio”, explicó.

Tras un crecimiento económico de apenas el 1 % en el primer semestre de 2013, el Gobierno pronosticó en agosto pasado un aumento del PIB del 1,8 % para el cierre del año, la mitad de lo que había estimado inicialmente.

EFE

Comentarios Cerrados.