Datos que serán reportados el viernes probablemente revelarán que el número de empleos en Estados Unidos se elevó a un ritmo saludable en julio, lo que sumado a un rebote en los salarios ofrecería señales de un fortalecimiento en la economía que podría permitir a la Reserva Federal elevar las tasas de interés en septiembre.

Un sondeo de Reuters entre economistas pronosticó que las nóminas no agrícolas aumentaron en 223.000 el mes pasado, en línea con el incremento del empleo en junio, una cifra que sería levemente superior al promedio mensual para el primer semestre del año.

Aunque el ritmo de contratación se ha ralentizado desde el año pasado, sigue siendo el doble de la tasa necesaria para seguir el ritmo del crecimiento de la población. El Departamento de Trabajo dará a conocer su reporte de empleo el viernes a las 08.30 hora local (1230 GMT).

“Esperamos que este reporte ofrezca una sacudida adicional a la confianza de la Fed en su panorama económico relativamente optimista y consolide aún más la tendencia para un alza (de las tasas de interés) en septiembre”, dijo Millan Mulraine, economista jefe adjunto de TD Securities en Nueva York.

El mes pasado, la Fed elevó su evaluación del mercado laboral, y lo describió como “mejorando de manera continua, con ganancias sólidas de empleo y un declive del desempleo”.

Sin embargo, hay cierta incertidumbre en torno a las nóminas de julio luego de que el proveedor de datos ADP reportó esta semana una fuerte desaceleración en las contrataciones del sector privado en el mes pasado.

Reuters