¿Se acabó la promesa de los BRICS?

El grupo de países emergentes conocidos como BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, representó durante diez años la promesa de un nuevo equilibrio mundial, y desde la caída de Lehman Brothers, una esperanza ante la crisis de los países centrales.

Sin embargo, los últimos dos años sus economías no han crecido como se esperaba y hasta los más entusiastas reconocen los límites de sus modelos de crecimiento.

Según las cifras oficiales, el PIB brasileño creció sólo un 1% en 2012, y hay una expectativa de 2.28% para 2013 y 2.60% para 2014. Estos números están acompañados por una inflación de 5.75% en 2013 y un déficit externo de 43.478 millones de dólares. Se espera que el PIB ruso ronde un crecimiento del 3%, mientras que calculan una previsión del 5% para este año. El crecimiento de la economía hindú ha presentado desde 2012 una caída pronunciada: 11,2% en 2010, 7,7% en 2011 y 4% en 2012. Sudáfrica, con un crecimiento del 2,5% en 2012, intentará alcanzar el 2% para 2013. Por último, China, que ha crecido al 10% anual las últimas 3 décadas, alcanzó sólo el 7,8% en 2012.

De acuerdo con el ex director para el Hemisferio Occidental del FMI, Claudio Loser, el de los BRICS ha sido un fenómeno basado en el crecimiento pronunciado del precio de las materias primas exportadas por los 5 países, pero que no funciona de la misma manera una vez que esos precios se estabilizan. El especialista aclara que no alcanza con el crecimiento, que son necesarios también el ahorro y la inversión. En el caso particular de Sudáfrica, destaca que allí aún persisten las tensiones del apartheid.

Por otro lado, Loser se refirió a los países que sí lograrán sostener su crecimiento. De los BRICS, el único que pareciera evitar la caída es China: “de cada 100 dólares que se producen, 45 se ahorran y 40 se invierten”, explicó el economista para describir el grado de solvencia de ese país.

Loser definió a Brasil como un país con gran potencial, aunque resaltó que tiene serios problemas de infraestructura, que incluyen la situación energética, y que representan serias trabas a su crecimiento. “Si Brasil no limpia su política fiscal, eliminan gastos innecesarios y modifica la orientación del gasto, la economía difícilmente pueda seguir creciendo“, sentenció el experto radicado en Washington.

Para el especialista, la “ilusión” en los BRICS ha sido un producto de nuestro tiempo: “Vivimos en una sociedad que busca resultados y respuestas rápidas. Los analistas vieron a los BRICS crecer y dijeron “son estos, crecen y van a seguir creciendo”, pero esto ha sido un análisis superficial“.

Para revertir la tendencia al estancamiento o incluso la caída de dichas economías, Loser propone una batería de reformas para imprimirle un cambio de rumbo a las políticas económicas vigentes. Por último, se refirió a México, Indonesia y Vietnam, como un grupo de países cuyas políticas económicas prometen buenos resultados.

Infobae