Las pruebas buscan ayudar a los médicos a vigilar a los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.

hospital--644x362

Reuters– La tecnología de salud de Apple se está expandiendo rápidamente en los principales hospitales de Estados Unidos, mostrando un promisorio inicio de cómo los médicos pueden vigilar a los pacientes de forma remota y con menores costos.

De entre los 23 principales hospitales contactados por Reuters, 14 dijeron que han desplegado un programa piloto con el servicio de Apple HealthKit, que actúa como un depósito de información generada por el paciente como su presión arterial, el peso o el ritmo cardiaco, o al menos están en conversaciones para hacerlo.

Las pruebas buscan ayudar a los médicos a vigilar a los pacientes con enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.

Los rivales de Apple como Google y Samsung Electronics, que han lanzado servicios similares, están comenzando a contactar con los hospitales y otros socios.

Estos sistemas albergan la promesa de que los doctores puedan ver signos tempranos de problemas e intervenir antes de que un problema médico se agrave. Eso ayudaría a que los hospitales eviten los reingresos, que están penalizados bajo las nuevas guías sanitarias estadounidenses, con un costo relativamente bajo.

El mercado de salud de Estados Unidos es de 3 billones de dólares y la firma de análisis IDC Health Insights predice que el 70 por ciento de las organizaciones sanitarias de todo el mundo invertirán para 2018 en tecnología como aplicaciones, tecnología para vestir o ‘wearables’, vigilancia remota y cuidados virtuales.

Entre los que están probando los servicios de Apple hay al menos ocho de los 17 hospitales que aparecen en una lista que muestra los mejores hospitales, la U.S. News & World Report’s Honor Roll. Google y Samsung han iniciado conversaciones con sólo unos pocos de estos hospitales.

El servicio de Apple reúne datos de fuentes como glucómetros o aplicaciones que registran el ejercicio. El reloj de Apple, cuyo lanzamiento se espera para abril, promete un mayor abanico de posibles datos, que con el consentimiento de los pacientes pueden enviarse a un registro médico electrónico que puedan ver los doctores.

Sumit Rana, jefe de tecnología de Epic Systems, que ofrece datos médicos a hospitales, dijo que el momento era el adecuado para que despegue la tecnología móvil de salud.
“No teníamos ‘smartphones’ hace 10 años; ni una explosión de nuevos sensores y dispositivos”, dijo Rana.

Apple ha dicho que más de 600 desarrolladores están integrando HealthKit en sus aplicaciones de salud y bienestar.

Muchos hospitales dijeron a Reuters que estaban deseando probar el servicio Google Fit, ya que el software Android de Google está presente en la mayoría de ‘smartphones’. Google dijo que tiene varios socios para desarrollar Fit, que conecta aplicaciones y dispositivos, pero no hizo comentarios sobre su alcance en hospitales.

Samsung dijo que trabaja con el Hospital General de Massachusetts, en Boston, para desarrollar tecnología móvil sanitaria. La firma también tiene relación con el Centro Médico de la Universidad de San Francisco.